Bienvenidos a un paraíso llamado Hostal Empúries

Hace algunos días Mr.A y yo decidimos visitar el paraíso. La excusa para hacerlo era doblemente buena. Por un lado una cita romántica de aniversario y por otro algo muy importante, mi libertad. Sí, si, suena muy trascendental pero es así. A veces sientes que las etapas llegan a su fin y hay que tomar decisiones para avanzar hacia adelante y para hacer lo que realmente quieres. Un buen ejemplo de lo que os quiero transmitir sería  el famoso discurso que hizo Steve Jobs a los recién licenciados de la universidad de Stanford. A veces nos es fácil dejar lo seguro, lo común, lo estable para liarse la manta a la cabeza y dar rienda suelta a un proyecto personal. Pero aquí estoy; libre, sin ataduras y empezando de cero al frente de mi propia Agencia de Comunicación.

¡ CASI NADA !

Dicho esto seguro que estáis de acuerdo conmigo que merece celebración y en MAYÚSCULAS.

Pues por eso mismo  hace un par de semanas aprovechamos la tranquilidad que ofrece la Costa Brava en invierno para alojarnos en una hotel maravilloso, el Hostal Empúries. Una elección perfecta para hacer una especie de RESTART de cuerpo y mente. Un parón para valorar la etapa que dejo atrás y empezar con fuerza una nueva vida.

Se trata de un hotel sostenible y ecológico con mucha historia. Situado junto a las ruinas greco-romanas de Empúries y que se empezó a construir en el 1907 para dar alojamiento a los arqueólogos que allí peregrinaban para trabajar en el yacimiento arqueológico ya que se encuentra a escasos metros del hotel. El nombre original era Villa Teresita, nombre que hoy tiene el restaurante del Hostal Empúries y que decidió darle la nueva propiedad que hace casi una década compró el hotel y empezó a darle forma a el actual Hostal Empúries, un hotel de referencia en la Costa Brava.

Fue un auténtico placer despertarse viendo el mar un lunes de invierno.

Nuestra habitación, con unas vistas privilegiadas al mar te dejaba en shock.  Ver salir el sol a primera hora de la mañana es un auténtico lujo.

IMG_4009

 

El Hostal Empúries cuida todos y cada uno de los detalles. El trato fue exquisito, en todo momento nos atendieron de una forma impecable, tanto en el hotel como en el spa que tuvimos la suerte de probar el mismo lunes por la mañana. Un buen masaje relajante y una visita posterior a la piscina que se encuentra situada en un cubo acristalado entre pinos y frente al mar. ¿ Se puede pedir más ?

La decoración me encantó, simple pero imponente; colores blancos, maderas y  tejidos naturales.

La gastronomía es también eco, en realidad ellos la denominan eco-mediterránea. Productos cultivados en su propio huerto que se sirven en el Bistró de Mar o en el Restaurante Villa Teresita. Los desayunos también se sirven en el Bistró de Mar y la verdad es que yo siempre  me fijo en cada uno de los detalles de esta punto tan importante en un hotel, el del Hostal Empúries es un desayuno de 10, por la oferta gastronómica y por la ubicación. De nuevo vistas al mar para empezar el día, lo más de lo más.

Nos os perdáis detalle a través de las fotos.

IMG_3950 IMG_4017 IMG_4027 IMG_4007 IMG_3960 IMG_3952 IMG_4064 IMG_4065 IMG_4015 IMG_4014

Y para terminar os dejo con mi cara de libertad y de NEW LIFE

IMG_3988

KISSES DEAR READERS

 

MPB

Hostal Empúries

www.hostalempuries.com