Mercantic a ritmo de jazz

Martes otra vez y aún con resaca de fin de semana cargadito de planes y contrastes. Y todo ello acompañado de un poco de lluvia que se suma al frío polar. ¿ Qué más se puede pedir ?

Pues, lo primero es compartir los descubrimientos del pasado finde ( y lo segundo que el frío polar frene…). Hoy os quiero hablar de Mercantic y prometo que durante la semana os hablaré de la otra joyita del finde; el nuevo restaurante/hamburguesería del que todos hablarán en breve y que a mi ya me ha encandilado. ( Shhhhhht…. es un secreto )

Pero vamos a lo que vamos…
Hoy merece post enterno MERCANTIC. Como tantas otras cosas de las que os hablo en MPB tenía muchísimas ganas de visitar este lugar y hablaros de mi experiencia. Había oído hablar de este mercado “vintage” pero quería verlo con mis propios ojos. El domingo pasado con Mr.A lo adjudicamos como plan perfecto de domingo y allí que nos fuimos. Nada más entrar yo ya espeté un ” esto me va a encantar…” y así fue.
Mercantinc es un mercado permanente de muebles, objetos antiguos y curiosidades. Se ha convertido en un referente europeo y no me extraña lo más mínimo. Cerca de noventa comerciantes entre anticuarios, artesanos, coleccionistas… todos ellos ubicados en diferentes tiendas, algunas en el espacio exterior en curiosas casetas de colores y otros en pequeñas y pintorescas tiendas instaladas dentro del mercado que antiguamente albergaba una fábrica de cerámica.

El Mercantic está situado en Sant Cugat a escasos 25 minutos de Barcelona abre todos los días ( festivos incluidos ) de martes a sábado de 9.30 h a 20 h y los domingos de 9.30h a 15 horas.

Los domingos los barracones del espacio exterior están abiertos y además su agenda programa otras actividades extraordinarias como por ejemplo las subastas o las descargas de antiguedades que se hacen el primer domingo de cada mes ( ojo que el día 3 de febrero está muy cerca ). Además de todo esto el Mercantic terminó de enamorarme cuando presa de la curiosidad que me despertó el exterior des este local Mr. A y yo entramos a los Grandes Almacenes El Siglo OH LA LA !,no sabéis lo que encontramos…. un antigua librería iluminada con lámparas de araña y música de jazz en directo que daba un ambiente de buen rollo increíble a todos aquellos que estaban allí tomando su aperitivo.
Y es que la oferta gastronómica de Mercantic es completa. Aperitivo o almuerzo en El Siglo, paella en el Casa Amparito o menú del día en el Xiringuito.

¿ Os imagináis ? Domingo soleado con visita al Mercantic y al finalizar un buen aperitivo en el Siglo al son del jazz de la Bernard Band Rossum Quartet (ojo a la programación que cambia todos las semanas)
¿ Que más puedo se puede pedir ?
Poco más, o mejor sí, volver al Mercantic!!!!!!

 

KISSES DEAR READERS!!!

MPB