TOTO

He tenido muchas dudas sobre si escribir o no el post de hoy. La idea y la esencia de MPB es hablar de aquello que me guste y me inspire. Hoy tengo sentimientos contrapuestos, de esos que te hacen sentir un poco de amor y odio a la vez hacia algo o alguien. El culpable de todo este debate interno se llama Toto, el nuevo restaurante y wine bar ubicado en el Eixample Barcelonés. Abierto recientemente estaba en mi codiciada lista de iphone titulada “pendings” y el pasado domingo pude tacharlo de ella. La verdad es que fui plasta hasta morir para poder ir a este restaurante, el plan dominguero que apetecía más era el de cocina tradicional, de esa de sopita y carne a la brasa, pero reconozco que cuando me lo propongo puedo ser muy pesada. MR.A ( de anónimo y algo más ) es un santo y paciente como el que más y aguantó estoico la imposición de restaurante.¡¡¡¡¡ GRACIAAAAAAAAAAAAS!!!!!

Toto ahora es lo más, estaba lleno hasta la bandera. Un domingo tonto y lluvioso a mediodía, y digo yo; CRISIS, ¿ WHAT CRISIS ? Nos costó ser MEGASIMPÁTICOS con el camarero conseguir una mesa rápido pero al fin lo conseguimos. La decoración del local es un 10, como siempre Lázaro Rosa Violán no defrauda pero por favor STOP a hacer más restaurantes en modo COPY-PASTE…me encanta este estilo pero todo es lo mismo y Barcelona merece conceptos distintos, es la ciudad perfecta para dar cabida a todo y más, saquemos partido de ello. Pese a esto repito que la deco es simplemente genial y sino juzgar por las fotos. Entre New York, París y los años 60, así és TOTO.


La verdad es que el local es divino y ahí no hay más que decir. En cuanto a la oferta gastronómica y el servicio debe mejorar y mucho. Al servicio le doy el margen de los novatos, la apertura de un nuevo local nunca es fácil y falta rodaje y atención al mimo. En cuanto a la gastronomía la carta es demasiado corta a mi entender y el precio es un pelín excesivo. Sin duda lo mejor los postres, ahí sí que me quito el sombrero, se me hace la boca agua aún de pensar en el Tiramisú de MR.A y mi Lemon Pie. Le doy otra oportunidad al TOTO, por los postres, por el local y porqué me da la gana dejarle tener más rodaje. Me verán en breve pero no para comer ( de momento no es mi sitio favorito para ello ), me quedo con la opción vinos de media tarde en buena compañía y una pizzeta de rúcula y mozzarella. Yummyyyyyyyyyyyy…

Doy por finalizado el día, me muero de sueño.

Kisses dear readers
MPB