MY BIG PARTY & MY LITTLE MARC

Sábado 10 de septiembre
20.00 horas

Calor, mucho calor en una noche de emociones fuertes.
Estuve todo el día nerviosa, quizá estuve toda la semana nerviosa. Es normal, no era solo una fiesta, celebraba mis 30 primaveras pero lo hacía en una fecha importante y que en realidad quería dejar atrás, muy atrás. Una fecha parte del pasado y que daba el pistoletazo de salida a mi “New Life”.

Lo estáis viendo bien, es un chapa. ¡Todos los invitados tenían que llevar una! ¡¡¡¡ UNA IDEA GENIAL CHICAS!!!!

La mezcla en esta fiesta era pronunciada. Todos los convocados venían primero a conocer el nuevo pisito y al llegar cada uno se ponía la chapa y explicaba de que me conocía. Del instituto, de la infancia, de mi etapa en la Facultad de Química, del trabajo actual, de trabajos anteriores, de mi periplo Erasmus en Siena…yo estaba en una nube; un buen rollo, una felicidad… Parecía que se conocieran de toda la vida y muchos jamás se habían visto.
Tras unos vinitos y muchas risas y anécdotas llegó el turno de los regalos, describa como describa este momento me quedaré corta porqué más que una fiesta de cumpleaños parecía que estaban pasando los Reyes Magos.

Núria marcó el orden de entrega de los regalos de forma única ( es que ella es única ) y empezamos por una bolsita de Bimba y Lola que contenía un MARAVILLOSO COLLAR de mezcla entre romana y étnica. Un collar de esos que no te dejan indiferente regalo de mis queridos GUILLERMO Y ROSSELLA.

Guillermo colocándome mi nuevo collar.

Siguiente bolsa; En ella una firma escrita: ARISTOCRAZY
Me encanta, me apasiona…
Contenía una pulsera de eslabones con una medallita. Sencillamente preciosa.

Next: Bolsa de Santa Eulalia. BUUUUUUUUF, a mi una Bolsa de Santa Eulalia ya me merece mucho respeto, el “packaging” de esta tienda me vuelve ABSOLUTAMENTE LOCA. Una preciosa caja con lazo que contenía nada más y nada menos que un cuaderno de Smythson con la inscripción Live, Love, Laugh. NO ME PUEDE IR MÁS AL PELO…


Next: Bolsa de Santa Eulalia Again!!!! y ésta era la última pero nada me hacía presagiar lo que habría dentro. Nada más y nada menos que un bolso de mi adorado, idolatrado y admirado Marc Jacobs,¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOH MYYYYYYYYYYYYY GOOOOOOOOOOD!!!! DIVINO, DIVINO, DIVINO ( como diría mi pequeña Teresa ).

Opinar vosotros mismos de mi little Marc:

Y tras todo este shock de regalos increíbles y que no se si merezco nos fuimos todos a cenar al restaurante Au Porte de la Lune del que ya os hablé hace unos meses. Me reitero, es un sitio peculiar, con encanto, con personalidad. No te dejará indiferente seguro.

Y como broche un buen gin tonic en el Rita Blue acompañado de un debate sobre la psicología femenina vs masculina y el arte del “ligoteo” según el gran gurú…sin que nadie se de por aludido, jajajaja.

Cuantas emociones en una noche, todas dignas de ser recordadas para toda la vida. Tener a la gente que te quiere a tu lado es vital para mi y ahora más que nunca. Todo ha cambiado, todo ha empezado de nuevo y como dice uno de los amores de mi vida ( sin que Rossella se me enfade ) me encanta volver a ver el brillo de una Blanca 100 % auténtica, sin limitaciones, sin miedos, sin nadie al lado que apague ni tan siquiera un poco ese brillo.

¡Brindemos por la New Life y por ser 100 % yo!

¡¡¡¡¡Besos para todos!!!!!