My name is Fenix

Muchos días sin escribir…

Demasiados días sin contaros nada por falta de inspiración y ánimo…

A más de uno le resultará extraño encontrarse con estas líneas pero para mi es imposible continuar como si nada…

De la noche a la mañana tu vida se puede romper en pedacitos siendo simplemente una mera espectadora de todo ello.

En la vida hay que saber dar la mano con fuerza a quien quieres, saber compartir, renunciar, querer, llorar, hablar, escuchar…Hay que tomar conciencia de que todo ello es necesario para ser feliz y hacer feliz a quien te agarra de la mano y quiere compartir tan apasionante viaje contigo.

Yo tengo la conciencia muy tranquila, por lo que soy, por lo que he sido y por lo que seré en un futuro. No quiero sentir pena de la infelicidad de nadie, no quiero lamentos, no quiero lloros, ahora solo quiero mirar hacia delante.

Quiero vivir el presente porqué el futuro ahora es incierto y nunca sabemos lo que nos depara. En mi presente ahora busco inspiración y felicidad en pequeños detalles y dulces momentos, no necesito mucho más.

Ahí van algunos de ellos:

Un ramo de peonías

Escuchar una canción de Manel

Un Gin tonic en buena compañía

Un email que llega de repente para arrancarte una sonrisa y un mar de lágrimas.

El apoyo incondicional de mis amigos

Un beso a todos y feliz semana.