El Cartero siempre llama dos veces

Soy adicta a los bolsos, lo confieso! yo no tendría un armario sólo para mis zapatos lo tendría únicamente para mis bolsos, o quizá para los que están ahora mismo en los escaparates y me encantaría fueran míos. No voy a ir de víctima ! no me quejo de mi pequeña colección pero nunca son suficientes. La mayoría de mis amigas se pirran por unos tacones, yo no , quizá influye medir metro ochenta y calzar un 41, lo primero porqué con taconazo parezco más que alta altísima y lo segundo porqué lamentablemente para mi en el 2010 sigo aún teniendo dificultades para encontrar un 41…pero eso ya es otro tema.
Hoy el título del post hace honor a la gran película de Jack Nicholson porqué le va como anillo al dedo a una de las tendencias del momento; Los bolsos de cartero. Sin duda gran parte de culpa de esta fiebre la tiene la firma Mulberry o mejor dicho la “it girl” del mometo Alexa Chung. Ella sirvió de inspiración y dio nombre al bolso “Alexa” que ya se ha convertido en el más emblemático de la firma.

Pero debemos estar contentas muy contentas!!!!!Como todo “it bag” viene seguido de alternativas asequibles para las que no tienen los bolsillos para Mulberrys! Los más recomendables son los de Su-shi, no os podéis perder su web, yo no se con cual me quedaría pero puede alguna de vosotras lo encuentre una buena opción para poner en su carta a los reyes magos. Ahí van un par de fotos para que veáis que nada tienen que envidiar al Alexa.

La moda de los bolsos cartero está en un punto álgido pero en mi humilde opinión siempre han estado de moda , o al menos lo han estado en mi forma de entender la moda.
Quizá Alexa Chung, una de las “socialites” del momento le ha dado un empujón pero hay que reconocer que antes tuvimos muchos otros embajadores de esta tendencia. Mención especial tiene para mi Proenza Schouler y su PS1.

Este modelo es anterior al Alexa y no apto para economías en crisis. Por el momento creo seguiré admirándolo en sin duda alguna todo un templo de la moda y las tendencias como es Santa Eulalia